Hola, soy Ana Liz Sanz, tengo 29 años, soy medica pediatra y vivo en Londres Inglaterra. Me case a los 19 años y estuvimos buscando bebe durante 10 meses y ante la duda de porque no quedaba nos hicimos estudios y salió que yo tenía problemas con la ovulación y mi marido oligospermia (baja producción de espermatozoides).

Fué entonces comenzamos con una serie de relaciones programadas y ante la negativa , decidimos comenzar con las IA (inseminación artificial) la primera no funciono, la segunda tampoco y finalmente tampoco la tercera entonces decidimos pasar directamente a la FIV
(fecundación invitro) pero ante el desafortunado negativo me puse muy mal no lo podía creer que no quedara con todo lo que habíamos echo, por mi desgaste físico y psicológico que esto me ocasiono decidimos esperar y tomarnos un año a ver qué pasaba.

Al siguiente año decidimos empezar con la segunda FIV Y por fin resulto estaba embarazada!!!...... fue hermosa esa noticia tanta que la alegría  que el corazón nos era pequeño para tanta felicidad !.....los primeros meses fueron buenos compramos ropitas, juguetitos, chiches en fin cosas para el bebe que venía en camino, pero durante un control haciéndonos la ecografía el médico nos dijo que no encontraba al bebe y resulto que mi bebe había desaparecido lo había perdido, allí me agarro una fuerte depresión ya no daba más tantos tratamientos y yo decía ”otra vez a comenzar todo de nuevo...” no lo podíamos creer.

Luego empecé a obsesionarme quería tener un bebe ya quería intentarlo de manera natural para ver si Dios me mandaba un milagro pero no funcionaba y día que pasaba mi marido se iba alejando cada vez mas de mi decía que estaba obsesionada que parara un poco que esto no era vida que descansáramos entonces yo recapacite y  nos fuimos de vacaciones para ver si nos podíamos distraer un poco de tanta tensión a la que estábamos sometidos….al año siguiente decidimos volver a intentarlo con la invitro ya estaba todo listo para transferirme los embriones y me enteré que mi marido me engañaba con otra mujer. Fué muy doloroso para mi enterarme de eso yo lo amaba muchísimo y habíamos pasado por tantas cosas juntos y habíamos luchado tanto que me dolía pensar que tal vez el nunca quiso formar una familia conmigo y me culpaba día tras día de nuestro divorcio porque decía que si yo no me hubiese obsesionado tanto con la búsqueda del bebé y le hubiese prestado más atención a él no hubiese fijado en otra mujer para  buscar lo que había perdido conmigo. Me había olvidado de vivir la vida libre como lo hacía antes, desde entonces los embriones están congelados hace ya 5 añosy nunca supe que hacer con ellos, he estado pensando en donarlos  pero me apena ya que son como mis hijos y es vida que tuvo la desgracia de quedarse allí.

Bueno volviendo a retomar lo dicho, después de mi divorcio estuve de viaje por el mundo y tratar de olvidarme de aquel hombre que tanto me había lastimado, luego de 2 años decidí intentar ser mamá yo sola esta vez probaría con la IAD (inseminación artificial con semen de donante) estaba decidida a formar una familia de la manera que sea, compuesta por mí y un bebé que esperaba que viniera pronto pero familia al fin.

Después de intentarlo por primera vez el resultado fué negativo pero pude sobrellevarlo ya que cada negativo lo tomaba como un “ESTOY LLEGANDO MAMI” hasta que finalmente a la segunda IAD quedé embarazada!!!

Estaba felíz con mi embarazo y dije que por fin podría usar los chiches y la ropita que con tanto amor había guardado para mi bebé estaba súper felíz mi alegría era inmensa, los 3 primeros meses fueron perfectos estaba muy ansiosa ya quería conocer a mi pequeñito que estaba creciendo en mi vientre a los 5 meses me dijeron el sexo y era una bebé y estaba perfecta, a los 6 meses de embarazo estaba trabajando en mi consultorio como lo hacía habitualmente y comencé a tener contracciones, sí mi niña estaba por nacer pero todavía era muy pronto, sus órganos eran demasiado inmaduros como para subsistir fuera del vientre materno entonces mi bebe nació por cesárea, peso 900 g y medía 30 cm era muy pequeñita estuvo en incubadora en terapia intensiva, su salud era delicada y sus pulmones muy inmaduros. Un día estoy en terapia intensiva con ella en mis brazos y ya no la siento respirar mi bebe había muerto en mis brazos, había peleado mucho para quedarse a mi lado y estaba orgullosa de mi pequeño angelito que tan pequeño y pudo luchar muchísimo pero no resistió y se fue al cielo con su hermanito ella era tan pequeña que hasta su vestidito de entierro le quedaba grande y eso que fue al más pequeño que pude conseguir. Mi bebe tan pequeñita ya no estaba conmigo pero sé que desde el cielo me cuida y vela por mí para que algún día volvamos a reencontrarnos en un lugar en donde no existe el odio, la maldad ni el dolor, solo hay paz y felicidad y AMOR…

Estuve mucho tiempo en terapia con psicólogos al final pude superar el dolor de la pérdida de mi pequeñita, Milagros, aunque siempre la llevare en mi corazón y en mi mente y que estaré ansiosa de reencontrarme con ella y su hermanito algún día……hasta que después de casi dos años y medio de mi pérdida decidí intentar una tercera vez, me decía a mi misma que si esa vez no funcionaba iba a optar por adoptar, porque la verdad ya no iba a soportar otra pérdida más entonces comencé con el tratamiento nuevamente un día en el consultorio haciendo chequeos de rutina que  ESTABA EMBARAZADA!!!!

Por tercera vez y a mi tercera IAD.  No lo podía creer iba a tener un bebé, pero siempre me quedó ese miedo de perderlo a él también….. los primeros meses fueron estupendos luego me dijeron que era una niña casi a los 6 meses porque antes no se había dejado ver, estaba felíz le compraba mucha ropita, chiches y un montón de cosas estaba súper emocionada!!! A los 7 meses de embarazo viaje para argentina para vivir los últimos meses de embarazo con la familia y para que mi pequeñita naciera allí como yo. A finales de los 7 meses de embarazo comienzo a tener una serie de pérdidas más de una vez tuvieron que internarme porque había sido una hemorragia muy fuerte pero gracias a Dios mi bebé se había aferrado a mí y seguía con vida en mi vientre, pero a los ocho meses aproximadamente a comienzos de la semana 32 de embarazo empiezo a tener contracciones y me internan de urgencia porque era una amenaza de parto prematuro yo pensaba otra vez no!! Dios mío, por favor protege a mi bebé no quiero perder otro bebé más! Estuve internada unas semanas con corticoides para acelerar la maduración de los pulmones y evitar mayores complicaciones al nacer….hasta que finalmente Esperanza nació prematura por cesárea el día 4 de julio 2011  midió 43 cm y peso 1.900kg,  debido al bajo peso fue rápidamente trasladada a terapia intensiva neonatológica y en incubadora allí permaneció unas semanas pero todo resulto bien.

Mi gordita está perfecta ahora y tiene un mes de vida estamos en casa y felices nunca perdí la esperanza de algún día ser mamá después de todo lo ocurrido y en honor a todas las mujeres que día a día luchamos por esta causa la más hermosa del mundo!

La llame ESPERANZA yo creo que las mujeres somos más fuertes de lo que pensamos  y que cada situación difícil nos fortalece más y más. Para todas ustedes que están luchando nunca pierdan la esperanza ni la fé en Dios porque por más gris que este el día el cielo siempre es azul… un beso a todos y fuerzas!!

Volver a Testimonios I Anterior I Siguiente I Ir al home


 
 

 

® Derechos Reservados 2010 / Versión 2.0 / info@eme70.com.ar
ESPERANZA PARA PADRES es marca registrada.-

Mapa del sitio  |   Términos y condiciones